Liderazgo timorato o valiente

¡Tengo a mi equipo acomodado! Y ahora… ¿qué hago?
2 mayo, 2019
En Capital Radio : ‘Un equipo de alto rendimiento está al alcance de cualquier empresa.’
2 mayo, 2019
Show all

Liderazgo timorato o valiente

Descargar Artículo

Quiero centrar mi participación en este blog, hablando de liderazgo y como se ejerce este en una organización o empresa, no a nivel teórico que también, sino a nivel práctico, en casos concretos, basados en mi experiencia profesional:

Quiero hablar de qué cualidades debe tener un líder y de que fines deber perseguir en una organización o empresa.

El fin primero de un líder es “Lograr los objetivos marcados por la organización”. Para ello dispone una serie de recursos materiales y humanos que tiene que gestionar. Los medios que utilice esta persona para conseguir estos objetivos, marcará el carácter de su liderazgo, si simplemente es un jefe, que hace lo que se le dice o un líder al que todo el mundo respete y admire.

Lo primero que tenemos que establecer en cualquier empresa u organización es un “Plan de acción” donde se recojan todos los objetivos y metas de la misma. Estos objetivos y metas deben ser lo que los americanos llaman “SMART” o metas inteligentes, y deben reunir las siguientes características:

  • Específicas, la meta debe estar perfectamente definida y en ningún caso trabajaremos en temas genéricos o vaguedades.
  • Medibles, no podemos trabajar sobre intangibles, todo lo que hagamos se debe y tiene que poder medir y debemos tener las herramientas adecuadas para ello.
  • Alcanzables, si trabajamos sobre metas inalcanzables o difusas, nos perderemos y desmotivaremos.
  • Realistas, perseguir la utopía no nos conduce a ningún sitio.
  • Tangibles, Cuando alcanzo una meta tengo que tener muy claro cuando la he alcanzado y qué he logrado no puede ser algo difuso.
  • El establecimiento de los objetivos empresariales es un momento crítico ya que si trabajamos sobre metas que no son “SMART”, no alcanzaremos nunca los resultados esperados, nuestro esfuerzo no será apreciado y con todo esto nos frustraremos nosotros y frustraremos a todo el equipo.

El dilema siempre viene cuando estos objetivos vienen impuestos por dirección y todo el mundo agacha la cabeza y asiente, si, si, si, claro……lo vamos a conseguir. Nadie se atreve a decirle al “Boss”, que son objetivos irreales, inalcanzables y que someterán al equipo a una presión inasumible, ya que hagan lo que hagan no lo van a alcanzar. Y mucho mas difícil cuando este jefe es una versión 2.O de “Terminator”, ladra y muerde a todo lo que se acerca y utiliza su posición para someter a todo aquel que ose contrariarle.

Este es un buen momento de asumir tu rol de líder y ganarte tu sueldo, no solo vas a presumir del coche que te acabas de regalar porque por fin has accedido al Comité de dirección de la empresa.

Tienes varias opciones:

  • Opción 1. “Si Bwana”, lo que usted diga. “Gano tiempo y ya veremos que pasa. Mientras tanto yo sobrevivo.”
  • Opción 2. Si Jefe, destriparé a mi equipo si hace falta, al fin de cuentas la culpa será siempre de ellos, ya que son prescindibles y habrá otro que ocupe su lugar.
  • Opción 3. Dimito, no aguanto a un Jefe “tan gilipollas”. No tiene ninguna empatía por los demás. Esto es ponérselo muy fácil a tu jefe, si te tienes que ir que te despida él y solo después de haber hecho tu trabajo como entiendes que debes hacerlo.
  • Opción 4. Analizo los objetivos propuestos, analizo las incorrecciones que veo, las valoro, veo los pros y contras de trabajar en el plan de acción propuesto y propongo una revisión de objetivos, explicando pormenorizadamente cada propuesta. Importante, propongo una reunión en el mismo formato a la anteriormente propuesta y expongo mi propuesta.

Nota: Mas vale que te hayas estudiado bien el tema, te arriesgas a que “Gordon Gekko” te busque en la reunión y te diga un par de cositas delante de todos.

Después de defender tu propuesta posiblemente pasen varias cosas:

  • Tu jefe no acepte ninguna de tus propuestas. Esto te lo dirá posiblemente intentando ningunearte “recuerda has convocado una reunión pública donde le estás contradiciendo”, tampoco puedes utilizar los ataques dialéctico que él posiblemente utilizará, tu mejor defensa es llevar una propuesta realmente bien trabajada y realista.
  • Las cosas caen por su propio peso, cuando no se cumplan las expectativas, todo el mundo te mirará y comentará, ya lo digistes tú, esos objetivos eran imposibles. Habrás ganado peso y posición en la empresa. Ahora bien deberás tener perfectamente medida y justificada todas las acciones que hayas hecho durante todo este tiempo, sino es posible que se te vuelva en contra. Recuerda “Siempre gana la banca, en este caso Gordon Gekko”.
  • Tu jefe aceptará alguna de tus propuestas, pero en asuntos menores, de esta manera se congraciará con todo el equipo, (es una reunión pública donde es conveniente guardar las apariencias). “Vale el mismo comentario del punto anterior” Ahora bien sabes que a tu superior le importa muy mucho lo que piensen de él, por lo que podrás negociar mas adelante.
  • Tu jefe acepte tu nuevo plan. No es probable, lo hubiera negociado contigo anteriormente antes de presentarlo en el comité de dirección.

Tu trabajo en este caso consiste en presentarle a tu equipo unos objetivos ambiciosos y motivantes pero SMART en los que puedan creer y te sigan, si no es así tienes el deber de ejercer tus funciones de líder y hacerlo visible, de forma educada pero con firme convicción.

A nadie le vale para nada dejar pasar 3 meses y ver que no se ha cumplido nada de lo previsto. Todo empieza con una correcta planificación de la actividad y con un debate honesto y sincero, por parte del equipo directivo de la empresa.

Gregorio Acedo
Scentia Alliance
MetaM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *